Clubes Científicos

 

Una de las principales labores del Museo de Ciencias consiste en ofrecer al público espacios en que pueda convertirse en protagonista de actividades relacionadas con la ciencia, desde una perspectiva amateur.

Cada uno de los programas de ciencia para aficionados ofrece un importante espacio de divulgación, capaz de involucrar de forma creciente al público en las actividades hasta lograr que incluso se convierta en agente de divulgación. Tal es el caso del Club Infantil, donde los niños tienen la opción de convertirse en divulgadores; incluso muchos de ellos crecen con la idea de, aunque sea temporalmente, dedicarse a la divulgación. Actualmente muchos de los chicos que han egresado de fuerzas básicas han alcanzado un rol importante en el Grupo Quark por sus aportes y el grado de compromiso con sus actividades.

En estos clubes de divulgación encontramos la oportunidad latente de encontrar personas que lleguen a participar como agentes profesionales de comunicación pública de la ciencia en los temas que alguna vez participaron como público aficionado. La importancia radica, entonces, en el desarrollo de dichos espacios y la oportunidad de participación que ofrecen estos clubes.

La diversión de los participantes propicia una participación, y compromiso, creciente; llevándolos de ser espectadores a participantes activos y posteriormente, aprendiendo, sugiriendo y enriqueciendo la perspectiva del Club para su mejora.

(Tomado de texto de Viridiana Esparza Manrique, presentado en XII Reunión de Red Pop)